Image default
Inicio » Blog » Magnesio: ¿Qué tipo de magnesio debo consumir?
Curiosidades

Magnesio: ¿Qué tipo de magnesio debo consumir?

El citrato de magnesio se considera el mejor tipo de magnesio, tanto desde la experiencia personal como desde la perspectiva científica. Existen varios tipos, pero el citrato de magnesio es altamente recomendado. ¿Por qué? Permíteme explicarlo.

El magnesio es un mineral que necesita ácido para ser absorbido correctamente por el cuerpo. Sin ácido, ningún mineral puede ingresar al organismo. El citrato de magnesio combina el magnesio con ácido cítrico, lo que facilita su absorción. Al hacerlo, se mejora la digestión y se asegura una adecuada absorción del mineral.

¿Qué tipos debo evitar?

Aún puedes adquirir un módulo gratuito de nuestro curso de autosanación: Enlace Whatsapp

SanarCuerpo

Existen otros tipos de magnesio: óxido de magnesio, cloruro, carbonato y el glicinato de magnesio, entre otros. Cada uno de ellos se absorbe en cierta medida, pero el peor de todos es el óxido de magnesio. A menudo se vende en tiendas de productos naturales debido a su bajo costo, pero no se absorbe en absoluto.

El cloruro de magnesio es bastante absorbible y se considera una opción decente después del citrato de magnesio. Por otro lado, el carbonato de magnesio no se absorbe tan bien, y el glicinato, aunque se absorbe bastante bien, es caro debido a su formulación especial. Sin embargo, ninguno de ellos es tan absorbible ni tiene efectos tan beneficiosos como el citrato de magnesio.

En resumen, el citrato de magnesio es el mejor tipo de magnesio en términos de resultados y respaldo científico. Al adquirirlo, asegúrate de utilizar la dosis correcta, ya que cada persona puede requerir una cantidad diferente.

¿Por qué motivo es tan malo el óxido de magnesio?

El óxido de magnesio no se recomienda para el consumo humano debido a varias razones:

  1. Baja biodisponibilidad. Aunque contiene magnesio, que es un mineral esencial para el cuerpo humano, tiene una biodisponibilidad muy baja. Esto significa que el cuerpo humano tiene dificultades para absorber y utilizar eficientemente el magnesio presente en el óxido. La baja absorción limita su eficacia como suplemento nutricional.
  2. Efectos laxantes. Es conocido por sus efectos laxantes. Cuando se consume en grandes cantidades, puede provocar diarrea y malestar gastrointestinal. Esto puede ser problemático y potencialmente peligroso para las personas que tienen trastornos digestivos o problemas de salud subyacentes.
  3. Interacciones medicamentosas. Puede interactuar con ciertos medicamentos, como los inhibidores de la absorción del ácido gástrico y los antibióticos tetraciclinas. Estas interacciones pueden reducir la eficacia de los medicamentos o provocar efectos secundarios no deseados.

Deja un comentario