Image default
Inicio » Blog » Artritis: ¿Qué es? ¿Qué tipos existen? ¿Cómo prevenirla?
¿Qué es y cómo lo soluciono?

Artritis: ¿Qué es? ¿Qué tipos existen? ¿Cómo prevenirla?

La artritis es un trastorno que impacta a una gran cantidad de individuos a nivel global. Se caracteriza por la inflamación de las articulaciones, lo que resulta en dolor, rigidez y dificultad para moverse. Aunque la artritis es más común en las personas mayores, también puede afectar a personas de todas las edades, incluidos niños y adultos jóvenes. En este artículo, exploraremos qué es exactamente la artritis y las diferentes causas que pueden desencadenar esta enfermedad crónica.

¿Qué es la artritis?

Aún puedes adquirir un módulo gratuito de nuestro curso de autosanación: Enlace Whatsapp

SanarCuerpo

La artritis es un término general que engloba más de 100 enfermedades diferentes que afectan a las articulaciones y los tejidos circundantes. La osteoartritis y la artritis reumatoide son las variantes más frecuentes de artritis.

  1. La Osteoartritis se presenta como la forma prevalente de artritis. Se produce debido al desgaste gradual del cartílago que recubre las articulaciones. A medida que el cartílago se desgasta, los huesos se rozan entre sí, lo que provoca dolor, hinchazón y rigidez. La osteoartritis generalmente afecta a las articulaciones que soportan peso, como las rodillas, las caderas y la columna vertebral. El envejecimiento, lesiones articulares previas, obesidad y factores genéticos pueden aumentar el riesgo de desarrollar osteoartritis.
  2. Artritis reumatoide. La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune crónica en la que el sistema inmunológico ataca por error las articulaciones, provocando inflamación y daño articular. A diferencia de la osteoartritis, que afecta principalmente a las articulaciones individuales, la artritis reumatoide tiende a afectar varias articulaciones simultáneamente. Sus causas exactas aún no se comprenden por completo, pero factores genéticos y ambientales pueden desempeñar un papel importante en el desarrollo de esta enfermedad.

Causas adicionales

Aparte de la osteoartritis y la artritis reumatoide, existen otras formas de artritis que pueden tener causas específicas:

  1. Artritis psoriásica. Es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta a las personas con psoriasis, una afección de la piel caracterizada por erupciones cutáneas escamosas. La artritis psoriásica puede provocar dolor en las articulaciones, hinchazón y rigidez.
  2. Artritis séptica. Se produce cuando una infección bacteriana, viral o fúngica se disemina a las articulaciones, lo que causa inflamación y dolor. Esta forma de artritis puede ocurrir como resultado de una infección en otra parte del cuerpo que se propaga a las articulaciones.
  3. Artritis gotosa. También conocida como gota, se produce debido a la acumulación de cristales de ácido úrico en las articulaciones. Esto provoca episodios recurrentes de dolor intenso, enrojecimiento e hinchazón en las articulaciones afectadas.
  4. Artritis juvenil. Esta forma de artritis se presenta en niños menores de 16 años y puede afectar una o varias articulaciones. Aunque las causas precisas no se comprenden completamente, se sostiene la hipótesis de que factores hereditarios y ambientales pueden influir en su aparición.

La artritis es una enfermedad debilitante que afecta a un gran número de personas en todo el mundo. Comprender las diferentes formas de artritis y sus causas es fundamental para el diagnóstico temprano y el manejo adecuado de esta enfermedad.

¿Cómo puedo prevenir la artritis?

«La artritis puede ser una carga, pero nuestra fuerza interior es la clave para superarla.»

La prevención de la artritis es fundamental para mantener la salud articular a lo largo de la vida. Aunque no existe una fórmula infalible para evitar su desarrollo, hay medidas que se pueden tomar para reducir el riesgo. Aquí hay algunos consejos para prevenir la artritis:

  • Mantén un peso saludable. El exceso de peso pone una carga adicional en las articulaciones, especialmente en las rodillas y las caderas. Mantener un peso adecuado puede reducir la presión y disminuir el riesgo de desarrollar artritis.
  • Realiza ejercicio regularmente. El ejercicio regular ayuda a fortalecer los músculos alrededor de las articulaciones y mejora la flexibilidad. Opta por actividades de bajo impacto, como nadar o caminar, que no ejerzan demasiada presión en las articulaciones.
  • Mantén una postura correcta. Adoptar una postura adecuada al sentarse, caminar y levantar objetos puede ayudar a prevenir lesiones articulares y mantener la alineación adecuada de las articulaciones.
  • Evita lesiones y traumatismos. Protege tus articulaciones evitando lesiones y traumatismos. Utiliza equipo de protección adecuado al practicar deportes y evita movimientos bruscos que puedan dañar las articulaciones.
  • Cuida tus articulaciones durante las actividades diarias. Realiza pausas frecuentes si realizas actividades que requieren movimientos repetitivos de las articulaciones, como escribir en el teclado. Además, utiliza técnicas adecuadas de levantamiento de objetos pesados para evitar sobrecargar las articulaciones.
  • Mantén una dieta equilibrada. Consumir una alimentación saludable y equilibrada es importante para mantener la salud articular. Incluye alimentos ricos en ácidos grasos omega-3, como pescado, nueces y semillas, que tienen propiedades antiinflamatorias.
  • No fumes y limita el consumo de alcohol. Fumar y el consumo excesivo de alcohol se han asociado con un mayor riesgo de desarrollar esta enfermedad. Evitar estos hábitos puede ayudar a proteger tus articulaciones.

¿Tienes dudas? Compártenos tus inquietudes en la caja de comentarios, ¡Te responderemos lo antes posible!

Deja un comentario