Image default
Inicio » Blog » El ajo y sus beneficios
Come y Sana

El ajo y sus beneficios

El ajo es uno de los vegetales que tiene más propiedades tiene, pero aun así, es uno de los más desconocidos entre la sociedad actual. Una de las maneras de consumirlo es como suplemento alimenticio, donde a través de su aceite podemos ingerir este vegetal y evitar su mal aliento característico.

Se produce triturando el ajo, extrayendo su aceite y mezclándolo con otros aceites vegetales como el de soja. Y finalmente, sellándolo con gelatina para facilitar su deglución.

De su composición podemos destacar:

Aún puedes adquirir un módulo gratuito de nuestro curso de autosanación: Enlace Whatsapp

SanarCuerpo
  • La Aliína: Es el principio activo más importante del ajo y es un aminoácido azufrado que en contacto con la enzima alinasa se degrada y se convierte en alicina. Para que esto ocurra, la aliína tiene que entrar en contacto con la enzima que se encuentra en su cubierta y con el oxígeno, una vez se chafa o se tritura; de ahí aparece también su olor y sabor característico, cuando estos dos compuestos entran en contacto.

Pero si el ajo entra en calor, como por ejemplo cuando lo cocinamos, este compuesto se destruye y en su cocción se liberan dos compuestos distintos, la de adenosina y el ajoeno (compuestos con propiedades anticoagulantes).

También destaca su aporte en:

  • Quercetina: Un flavonoide muy presente en ajos y también cebollas. Este es el encargado de favorecer el buen estado del aparato circulatorio reforzando la salud de las arterias, fluidificando la sangre y evitando asi, la formación de trombos. También es considerado un antibiótico natural, debido a sus propiedades antisépticas.
  • Rutina: También es un flavonoide como la Quercetina, que ayuda a combatir las alergias y mejora la circulación por sus propiedades vasodilatadoras y antiagregante. Es por ese motivo que nos ayuda a disminuir la presión arterial.

En referencia a vitaminas y minerales podemos destacar en el ajo:

  • La vitamina B6.
  • Vitamina C.
  • Magnesio.
  • Zinc.
  • Calcio.

El ajo también es rico en fructosano un integrante de la fibra alimentaria como la inulina, a la que se debe su acción bifidogenica. Es decir, promueve el crecimiento de microorganismo beneficioso para la salud, considerándolo un prebiótico.

  • Antibiótico natural: Gracias a su contenido en compuestos azufrados, evitamos la proliferación excesiva de bacterias, evitando infecciones intestinales, bronquiales u orinarías. Por este motivo, su acción antiséptica, a nivel digestivo destruye la flora patógena causante por ejemplo de diarreas y a nivel respitarios es expectorante; calma la tos ya que descongestiona las vías respiratorias. Estos mismos compuestos azufrados tienen una respuesta antihelmíntica. Los vapores producidos presentes en este vegetal, combaten la proliferación de parásitos intestinales.
  • Ácido Úrico: La alicina (compuesto sulfuroso) ayuda a disminuir los niveles de ácido úrico. Tan comunes en dietas ricas en purinas, como son las dietas con un exceso de carne roja, marisco, pescado azul, alcohol, embutido, vísceras, entre otros.
  • Favorece la digestión: El ajo es considerado un buen digestivo porque estimula al hígado a la producción de bilis y a su liberación a través de la vesícula favoreciendo así la buena emulsión de grasas, ya que la bilis convierte los grandes cúmulos de grasas en partes más pequeñas y por tanto, son más fáciles de digerir por el cuerpo. Si en el Antiguo Egipto o en la Grecia Clásica ya lo tomaban ¿Por algo será?.

Beneficios del ajo

Aún puedes adquirir un módulo gratuito de nuestro curso de autosanación: Enlace Whatsapp

SanarCuerpo

La circulación

  1. El ajo mejora la circulación sanguínea permitiendo un mayor aporte de oxígeno a las células favoreciendo así, una mayor limpieza de toxinas. Es un purificante sanguíneo.
  2. Es un antiagregante, fluidifica la circulación evitando los coágulos.
  3. Sus flavonides también ayudan a impedir la placa de ateroma, causantes del colesterol.
  4. Es un excelente diurético y está relacionado con el control homeostático del agua corporal, sodio, potasio y tejido adiposo.

El sistema inmunitario

  1. Las vitaminas que hemos nombrado en el artículo son las encargadas de fortalecer el sistema inmunitario. Pero el ajo también estimula la producción de glóbulos blancos y macrófagos estimulando a generar más agentes antimicrobianos.
  2. El hígado es nuestro laboratorio, por esa misma razón, todos los agentes tóxicos que consumimos acaban habitando en él. Por eso el ajo, gracias a su metabolitos, aminoácidos, etc., nos ayuda a proteger el hígado, revirtiendo el estrés oxidativo que causa toxicidad hepática.

Un comentario

Claudia 11 de noviembre de 2023 a 00:06

Como es la mejor manera de consumir el ajo y cuanta cantidad por día ?

Respuesta

Deja un comentario